• Ipsum Expert

La demanda no es constante. Como adaptarse.


Cadena producción Industria 4.0

Producciones más cortas que obligarán a redefinir la estrategia

La industria deberá adaptarse a un cambio de modelo, en el que proliferarán las series cortas. Deberemos implementar modelos que nos permitan adaptarnos a producciones mucho más reducidas y a cambios más frecuentes.


La demanda ya no es lineal, entonces porque seguimos produciendo, como si nada pasara. Si las series cortas, no son rentables, hay que buscar porque y cambiar métodos y procesos. La solución no es esperar que la realidad cambie.


Hace tiempo que estamos constatando que las previsiones no son muy fiables. La demanda fluctúa y no sigue el patrón de conducta que teníamos estudiado. En consecuencia, las proyecciones tampoco nos sirven de mucho. Si comparamos un trimestre con el del año anterior, observaremos que son muy distintos.


Al mismo tiempo los pedidos se concretan en el último momento. Parece que se espera el último segundo, para concretar cantidades, cerrar precio y enviar el pedido. Y por supuesto, con una fecha de entrega ajustada.


La Industria 4.0 nos abre un abanico de posibilidades para optimizar nuestros procedimentos, costes y plazos de entrega.

Todo este escenario complica enormemente desde la planificación hasta la expedición del pedido. Por tanto hay que cambiar la forma de trabajar. y empezar la transformación hacia la Industria 4.0. Ello nos va a permitir optimizar nuestros procesos, reducir los costes directos e indirectos y rentabilizar las producciones cortas, ganando calidad, eficiencia y trazabilidad.


La impresión aditiva o en 3D nos abre un mundo de posibilidades y aplicaciones. Los procesos de diseño, prototipaje y fabricación se reducen y sobretodo sus costes bajan considerablemente. Su agilidad nos permite rediseñar y probar de forma muy rápida y eficiente.


La implementación de metodologías Lean Manufacturing nos permitirán analizar en detalle nuestros procesos industriales, elaborando un Value Stream Mapping identificando los puntos calientes que nos generan cuellos de botella y facilitando la creación de un plan director de mejora.


La creación de células productivas que permitan optimizar el tiempo de entrega, el espacio, minimizar el transporte facilitando el flujo de materiales y componentes. En definitiva, incrementar la productividad en un entorno organizado, limpio y armonizado.


Debemos anticiparnos y mirar hacia el futuro. Los modelos estan cambiando y solo los que sepan adaptarse tendrán posibilidades de éxito.

La industria debe transformarse y debe hacerlo de forma rápida y decidida, apostando por modelos mucho más flexibles que permitan ganar competitividad, reducir costes y garantizar la calidad. Al mismo tiempo, estos modelos permiten introducir más fácilmente procesos de innovación.


El camino que seguir está perfectamente definido, cada empresa deberá incorporar a su negocio aquellos aspectos que realmente le aporten un valor estratégico y económico. No se trata del todo o nada. Lo importante es analizar qué debemos mejorar, como debemos mejorarlo y quien nos ayuda a transformar nuestra empresa.


Si esperamos a ver qué pasa, hacia dónde va la competencia, que dice el mercado, será tarde. Como dice el profesor Xavier Sala i Martí, no hay que mirar dónde está el disco de hockey, hay que mirar dónde estará.


Empezamos juntos?


#industria4.0 #rentabilidad #producción

11 visualizaciones0 comentarios